Los 7 pecados de las Redes Sociales

Seguro has escuchado o leído algo acerca de los siete pecados capitales o mortales de la teología católica romana.

Describe siete vicios que llevan a todo aquel que caiga en ellos… a la muerte.

Ahora bien ¿Cuál es la relación de las marcas con estos aberrantes pecados?

En la actualidad infinidad de empresas han sido envueltas por los medios digitales. Ahora no solo se dan a conocer en medios impresos como revistas, periódicos, volantes, espectaculares; el internet ha dado entrada a un cambio radical del cómo presentamos y viaja la información.

Las redes sociales han sido parte de esta gran transición. La mayoría de los negocios y empresas llevan alguna red social, pero en casi en todos los casos no cuentan con la asesoría o guía adecuada para generar los resultados deseados.

Pero la pregunta del millón es… ¿Saben cómo no caer tan fácilmente en estos siete pecados capitales al realizar una estrategia en redes sociales?

Gula
Recuerda que los excesos siempre son malos. Si la gula toma el control, no se podrán definir objetivos claros. Muchas veces se bombardea con múltiples mensajes a diversos públicos al mismo tiempo. Esto en la mayoría de los casos implica una pérdida de dinero innecesario y cero resultados.
Mejor, en lugar de querer comer todo al mismo tiempo, tomar un bocado a la vez, es decir, establecer un sólo objetivo para poder llegar al mercado meta.

Soberbia
No siempre se tiene la razón y es bueno escuchar opiniones que nutran a la marca. Leer y atender a los seguidores es muy importante, incluso cuando no tengan una buena opinión del servicio o el producto que se ofrezca. Muchas veces el saber contestar a una queja de la forma adecuada, da seguidores leales a la marca.
La soberbia en los negocios no es una buena aliada, no lo olvides.

Lujuria
El camino fácil no es lo que crees que buscas. Se debe de dar a respetar a la marca y no caer en la tentación de conseguir seguidores de forma instantánea. Claro que existen muchas formas de obtenerlos, pero no son seguidores útiles ni son el mercado meta. Una estrategia bien planeada en las redes, obtendrá los seguidores que tanto se anhelan.
El deseo de obtener más por menos y de forma rápida nunca traen buenos resultados.

Envidia
Conocer la competencia es fundamental para crear estrategias que generen resultados. Las marcas que caen en la envidia y no reconocen los aciertos de sus competidores, tampoco lograrán ver sus áreas de oportunidad. Realizar una buena investigación, poniendo a un lado envidias, es clave para lograr una excelente estrategia.

Ira
El que se enoja, pierde. No todo es color de rosa en las redes sociales. Al ser plataformas públicas, representa que cualquier persona puede comentar libremente cosas buenas o malas. Es importante contar con un plan de contingencia contra la ira de algunos usuarios. Los “haters” siempre estarán presentes, contémplalos desde un principio en tu estrategia.

Avaricia
El que no invierte no gana, claro de forma adecuada. Si lo que se busca es un resultado redituable, a mediano o a largo plazo por medio de las redes sociales, es necesaria una correcta inversión. Una estrategia bien planeada, sumando el correcto presupuesto, generarán resultados positivos en la marca. Recuerda que hay diferentes objetivos y es indispensable enfocar esa inversión a algo en específico.
Para que la gente te conozca tienes que invertir, no hay de otra.

Pereza
Si se piensa realizar una estrategia de forma correcta, que sea de principio a fin.
La parte de la planeación es una parte importante para toda estrategia en redes sociales, pero no es la única. Monitorear y realizar reportes es lo que dará los datos que se requieren, para valorar si se está encaminando la inversión por el camino correcto. Los reportes son muchos datos que muchas veces dan pereza, pero es información muy valiosa que definirán el curso de la estrategia.

Si estás pensando en incursionar en el mundo de las redes sociales, no olvides estos puntos que te ayudarán a no caer en alguno de estos 7 pecados capitales… y morir en el intento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *